"No me extraña que nunca consiguiéramos ponernos en igualdad ...mi gente y su gente (los blancos). Todo el tiempo estaban irritados el uno con el otro y entre nosotros creció mucho odio. Era inevitable, porque mi gente tenía gran orgullo y humor. El suyo tenía nervios y querían disparar a aquellos que se reían de ellos. Todavía encuentro a la gente blanca muy divertida. Tengo que reírme de usted porque usted nunca se relaja. Cada palabra en usted está cerrada o muy lejos. Le gusta aporrear el sentido de todo para encajar su propia estupidez. Le va bien para no aparentar ser tan frágil."

La Mujer de Medicina Cree, Agnes Whistling Elk, "El Vuelo de la Séptima Luna"

viernes, 16 de septiembre de 2016

Algunos bloques del Cucuruxu





                                          "Los de la Estación" 8a

                                          "El Apoyo Mutuo" 8b+

"Al Bosque" 8a+


                                          " Kropotkin" 8b+

Share/Bookmark

miércoles, 9 de diciembre de 2015

El Guaje


            "El guaje" . Cucuruxu.

La palabra  asturiana "Guaje" proviene de la mina. Probablemente derive de la sencilla interpretación fonetica de una palabra extranjera. No está claro si deriva de "wagen" , vagoneta en alemán, o de "washer", limpiador en inglés. El trabajo de los niños en la mina principalmente era éste, empujar las vagonetas de carbón, y limpiar éstas y el mineral. Así al niño en la mina comenzó a llamársele guaje. Posteriormente adquirio el valor de una categoría profesional. 

El guaje del que yo hablo,no es muy diferente de esos primeros guajes,pues a pesar de tener ya pelo en el pecho, sigue siendo un tipo que empuja un vagón lleno de piedras, y que se dedica a limpiarlas.



Share/Bookmark

lunes, 5 de octubre de 2015



Share/Bookmark

jueves, 24 de septiembre de 2015

Video Kikela

Kikela (8c). F.A. from nano montes on Vimeo.


Share/Bookmark

martes, 25 de agosto de 2015

KIKELA



Mi juego es este. Por insistencia y azar encontrar un piedra  interesante. El interés va en función de una estética determinada, indescriptible, una piedra cuya forma puede ser variada, pero inevitablemente atractiva sin necesidad de reflexión. Después nos volvemos curiosos, las piedras no tienen intimidad, así que tocamos sin esperar, buscamos entre sus formas esperando descubrir algo donde agarrarse. Si hay mucho disfrutamos rápido, y si hay muy poco probamos, insistimos o lo dejamos. Dejarlo siempre es una opción, una elección producto del animo de los escaladores y del atractivo de la escalada. Esta atracción no necesita de luces de colores, ni de música, es un juego imaginativo que se desarrolla en el pensamiento, la resolución del enigma inventado por nosotros. Un punto de salida y un punto de llegada. Un objetivo, un proyecto. Jugar con variables definidas por dos piernas, y 10 dedos repartidos en dos manos. Combinarlas con los agarres en los gestos posibles. Con suerte, un juego en equipo donde compartimos ideas, ánimos e ilusión. La ilusión se hace fuerte cuando entiendes el "como". Toca entonces creer en uno mismo, sobreponerse a la tensión y mejorar. Y así sin más, un día lo consigues, escalas tu proyecto.
El juego no termina ahí. Aún quedan partes muy divertidas. Celebrarlo compartiéndolo con otros. Enseñarlo, ofrecerlo y ver a otros disfrutarlo. Y volver a buscar. Jugar con la ilusión de volver a encontrar esa línea atractiva. Tentadora sin necesidad de reflexión. Que vuele la curiosidad y se encienda la ilusión.  Y empezar otra vez sabiendo que nunca querrás dejarlo.

Kikela es un bloque situado en la Fuexa. Con diferencia el más exigente y difícil que he disfrutado. Su nombre es la suma simple del nombre de mis dos hijos. Hace un mes conseguí encadenarlo. Un tiempo buscando razones para no publicar. Y no he encontrado ninguna. Volver a hacer otra propuesta de 8c sin esperar a que se repita, no es un gesto de valor ni de pedantería, es sólo el gesto natural de una primera ascensión, la expresión de un escalador que mira a los ojos y opina.
Share/Bookmark

viernes, 6 de febrero de 2015



Share/Bookmark

miércoles, 28 de enero de 2015

Muro Mudo


La canción "Libre" de Nino Bravo, habla del primer alemán que murió intentando atravesar el muro de Berlín.
Aproximadamente un año después de la construcción del muro de Berlín, Peter Fechter, un obrero de la construcción alemán de 18 años, intentó escapar de la República Democrática Alemana (RDA) junto con su amigo Helmut Kulbeik .

Sin embargo, cuando intentó escalar el muro, los guardias dispararon. Aunque Kulbeik logró atravesar el muro, Fechter fue alcanzado en la pelvis, a la vista de cientos de testigos. Cayó "en tierra de nadie", donde quedó a la vista de la gente situado en el lado occidental. A pesar de sus gritos, no recibió ayuda médica de ninguna parte y se desangró hasta morir aproximadamente una hora más tarde. Las razones que dieron tanto un lado como el otro fue puro miedo.

Share/Bookmark